Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Mar Oct 02, 2012 4:12 pm.
Últimos temas
» Mistbrow University [Afiliación Élite Denegada]
Dom Mayo 04, 2014 11:20 am por Invitado

» Aresto Momentum-HP anime- {Confirmación Normal}
Sáb Abr 26, 2014 11:44 pm por Skylar L. Lestrange

» Magic Never Dies (Elite)
Vie Mayo 24, 2013 8:33 pm por Invitado

» Sobre el diseño
Miér Abr 24, 2013 10:01 am por Invitado

» Chicago Hope {Muchos cannons libres} | Afiliacion normal
Vie Mar 22, 2013 6:31 pm por Invitado

» Age of Empires and Arts [Confirmación Élite]
Dom Mar 17, 2013 7:39 pm por Invitado

» Isobelle T.Von Nysrogh
Jue Mar 07, 2013 10:02 pm por Invitado

» Yale university+18 [cruelintentions2.0] tumblr promocional.
Mar Mar 05, 2013 9:30 pm por Invitado

» Yekaterina Sergeyevna
Lun Mar 04, 2013 2:10 pm por Invitado

» Aqui Arrats...Azazel
Lun Mar 04, 2013 2:10 pm por Invitado

» Registro de Avatar
Lun Mar 04, 2013 2:08 pm por Invitado

» Nectere Passus {Normal}
Lun Mar 04, 2013 1:58 am por Invitado


























GRYFFINDOR
• 0000 •

SLYTHERIN
• 0000 •

RAVENCLAW
• 0000 •

HUFFLEPUFF
• 0000 •
Mejores posteadores
principe Sharok Black (197)
 
Irina Klaus (22)
 
Skylar L. Lestrange (12)
 
Reb McCaslin (1)
 

  • Casas de Hogwarts:
  • Gryffindor
  • Ravenclaw
  • Hufflepuff
  • Slytherin

Historias Inconclusas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historias Inconclusas.

Mensaje por Invitado el Vie Oct 26, 2012 4:15 am

Gota a gota, el riachuelo se extendía en un amplio río, uniéndose al lago cuya extensión se apodera del paisaje, no existe poder mortal que pueda igualar la belleza de los lagos y lagunas, aun cuando su imitación sea una muy buena, jamas deja de ser artificial y corrompible, el misticismo encontrado en las fuentes y manantiales, acumulan siglos de labor, de erosión, de lluvias, de caudales, de seres mitológicos que aun se encuentran entre sus aguas, de algunos que aun corren en el agreste, mezclándose con simples criaturas.

Algunos remolinos hacen girar una espuma blanca, y en el fondo un tono verdusco pardo, hace notar la presencia de algunas algas que ondulantes se mecen al compás del movimiento del agua, un suave oleaje que no sé si proviene del viento, o de alguna otra fuerza invisible, algunos rompen sobre las rocas de la orilla, desapareciendo momentáneamente, el agua es un poder abrumador, solía venir casi todo el tiempo al lago, solía verme con asidua frecuencia, riendo y nadando, días lejanos parecen ya, y solo ha pasado un año.

Camino lentamente acercándome, el muelle de madera a mis pies cruje débilmente, un temblor sube por mis piernas y se incrementa a cada paso, lucho por mantener la compostura, no debo temer, pero el casi ahogarme y las imágenes que surcaron por mi mente continúan llegando una y otra vez, pienso que enfrentar mi temor me hará libre, pero en el fondo sé que aun me encuentro lejos de conseguirlo, un suspiro frustrado escapa de mis labios descoloridos por la falta de cuido, la vanidad se está alejando de mi como una prófuga de la justicia, mis manos aun suaves ya no lucen tan bien arregladas, mi reflejo no parece el mismo, en tan poco tiempo no solo mi físico ha cambiado, mi forma de ver al mundo es distinta.

''No solo belleza habrá" , las palabras del Oráculo aun resuenan haciendo eco en mi mente, por fin consigo llegar hasta la orilla del muelle y me siento colgando mis piernas, veo hacia el frente intentando no ver hacia abajo, siento que si lo hago podría resbalar y la oscuridad tragarme sin oponer resistencia, me sorprendo cuando descubro que estoy inquieta, mis manos tiemblan y la intención de tentar a la muerte una vez mas llega a mi inconsciente, necesito sentir la corriente una vez mas, esa calma que se apoderó de mi cuerpo, esa sensación de liberarme de todo, no le he comentado a nadie sobre estos sentimientos, pero el agua que antes acariciaba con dulzura mi piel, ahora me atrae , me llama en un intento de arrastrar conmigo todo dolor, toda alegría.

Me encuentro sola y la quietud del lugar se hacia presente, los sentidos parecían enmudecer ante tanta calma, reposando como me encontraba casi podía decirse que ya era parte del paisaje y no importando cuanto le mirase, este no parecía cambiar. Tan en calma, una que podría decirse me hacia sentir, tan cerca del cielo, pero el cielo jamas seria para mi.

Descubrí que no estaba sola, parado en el borde del caudal vi una sombra, la luz de la luna de plata me vino a atormentar, con el espejo de un fantasma de mi vieja y constante soledad, incline la cabeza dándole la bienvenida, la muerte había llegado tan rápido que las puertas del infierno se abrían ante mi, aunque contrario a mis creencias, era un hermoso ángel el que me recibía, un ángel que alguna vez tuve a mi lado, siento la corriente golpear mi rostro, es extraño no siento que esto sea un sueño, una ilusión o la muerte misma, ya he estado al borde de la visita de Caronte y esto no se siente igual. De mis labios un suspiro fue arrancado, debo estar volviéndome loca, es ...imposible, ni el beso de sus labios arrancaría tanto dolor de mi ya lastimado corazón.

Gritos y risas de los chicos me retornaron a la realidad, estaba...bien, aun seguía existiendo, ¿entonces que era esto?¿ algún hechizo?¿ o seria una realidad? su piel pálida a la luz de la luna, sus ojos brillando casi con la misma chispa que recordaba, aunque entre las sombras de los arboles no podía distinguir su color a la perfección.

¿Quien eres? - le pregunté, todo titubeo fue reemplazado por una postura mas a la defensiva, si no me atacaba yo no lo haría, pero fuera lo que fuese no me dejaría derrotar , sabia bien donde traía los cuchillos escondidos, mi cintura, mi bota- ¿Que quieres? -¿ porque su rostro?...¿porque era era tan parecido a aquel que una vez ...?¿ que hechizo era este que trataba de atormentarme? ¿y porque justo ahora? - ¿Quien eres? Rebelate! -ordeno, no es un juego.

Dispara maldita sea, hazlo de una vez, pero este juego de la ruleta rusa ya comienza a cansarme - murmure, mi voz apenas se entendía por encima del rumor del agua o el sonido de los grillos, sus labios se movieron en intendibles palabras, pero su rostro era el justo equilibrio entre el dolor y la paz, demasiado ambivalente y confuso.

Perdí la mirada en la suya, tan vacía y carente de sustancia, sin duda no era la misma mirada que yo tenia, observe mi reflejo en su mirar cuando le tuve demasiado cerca, si este era un maldito espejismo, si yo era atacada en este instante...

Aunque con la ternura que le caracterizó en vida, esto solo podía ser un hechizo o... tal vez no, aunque la duda de su existencia oprimía mi pecho, ¿que haría en este sitio si esto no fuese una ilusión?

Me acerque lentamente, mi avance no parecía incomodarle ni ahuyentarlo, suspire nuevamente , sin embargo no podía acercarme mas, sentí miedo,no por él, si no por mi, por ser poca cosa y el no haber logrado nada, por encauzarme en caminos sin sentido, por dudar, por huir ,por...¿traicionarlo? amar a otro no era traición, mi corazón así lo había pedido, no podía haberle traicionado, o si?... - Lo siento - murmure, la chica que se había enfrentado a la muerte, que vio caer y ser tragados a los suyos, la que amó y no temía a nada, ni al remordimiento, ni a la lucha de sus padres, mi vida cambió radicalmente, pero aquí estaba, siendo la cobarde que siempre fui, no, no, sacudí la cabeza, olvida un pasado que sabes que no regresará, cierro los ojos para aclarar mi mente - Maldición ¿quien está jugando con mi mente? sal cobarde de donde estés y lucha, deja los trucos mentales y ven atácame, no te tengo miedo. - mi voz recobró la fuerza de costumbre, al menos la usual, no dejaría que marcaran mis memorias con sucios trucos, saco uno de mis cuchillos dispuesta a atacar, a herir de la misma forma que esa apariencia arde ahora como una herida que no ha sanado, un capitulo inconcluso de mi vida y que vilmente estaba siendo aprovechado - Quédate ahí o te atravieso - amenace a lo que estaba segura era una ilusión.

Y entonces...sucedió.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias Inconclusas.

Mensaje por Invitado el Vie Oct 26, 2012 8:52 pm

Si el dia que recibi la carta para estudiar magia en el colegio hogwarts, pensaba que habia sido el dia mas raro y feliz al tiempo de mi vida, poco podia esperar loq ue pasaria justo a tan solo un par de dias despues. Mientras hacia las maletas y buscaba mis cosas que como siempre, andaban tiradas por todo el piso encontre unos papeles que debian haber caido de alguno de los armarios que habia en el salon y mi curiosidad no pudo evitar leer.
En ellos me entere de la que seria la segunda y mas increible noticia de mi vida... tenia una hermana, una hermana tan solo unos escasos años menor que yo. No podia ser, me volveria loco si es que no lo estaba ya, pensaba que seria un espejismo, un producto de mi imaginacion pero no, me frote los ojos varias veces y volvi a tomar aquel papel entre mis manos para leerlo y comprobar que en esa partida de nacimiento figuraba el nombre de mi padre y decia que esa persona llamada Yekaterina era su hija... mi hermana.

Pense en mandar al carajo el colegio, la magia y todo lo que se me pusiera por delante solo por salir en su busca, pero el sentido comun se hizo escuchar, advirtiendome que si bien yo no habia sabido de ella hasta ahora, nada me aseguraba que no fuera igual al contrario. Seguramente, ella tampoco sabria de mi existencia, asi que debia hacer las cosas bien hechas... acudiria al colegio y gastaria hasta el ultimo minuto libre de mi existencia en encontrarla, conocerla, saber todo de ella.
No fue hasta mediados del segundo año, en que mis busquedas dieron resultados y una mañana con las lechuzas de la mañana una de ellas dejo caer una carta delante mio. En esa carta venian unos papeles en los que me daban todos los datos de mi hermana, donde vivia, con quien y el nombre que llevaba. Se llamaba Yekaterina Sergeyevna y vivia relativamente cerca de la escuela, por lo que en cualquiera de mis dias libres podia acercarme y averiguar mas cosas de forma directa.

En cuanto tuve el primer fin de semana con un par de horas libres, me escape de la escuela para ir a la direccion que tenia y tratar de verla. A esas alturas, ya habia adoptado la costumbre de ocultar mi rostro con maquillaje, lo cual no dude en utilizar para pasar algo desapercibido y poder verla entre las sombras.
Tuve que esperar algo mas de una hora a que saliera, incluso por un momento llegue a pensar que tendria que volverme al colegio sin haberla visto, pero cuando estaba a punto de tirar la toalla vi aparecer una jovencita que encajaba a la descripcion que tenia de ella.

Quise acercarme a ella, decirle quien era y el por que estaba alla, pero si para mi habia sido dificil recibir la noticia imagine por un momento que ella estaria en iguales condiciones y no queria asustarla. Esperaria pacientemente el momento oportuno, dejaria que alcanzara la edad adecuada y entonces le haria saber la verdad. Aun asi, me propuse que la protegeria, que jamas la dejaria sola y a partir de ese dia, dedicaba mi tiempo libre a cuidar de ella desde las sombras. La seguia sin que se diera cuenta, o al menos asi fue durante algunos años, ya que a medida que iba creciendo fue demostrando que era una chica bastante espabilada e inteligente demostrando que llevaba en las venas los genes de la familia.

En mi ultimo año de colegio, ella entro en su primer curso, lo que me sirvio para estar algo mas tranquilo ya que de esa manera podria vigilarla mas de cerca. Uno de los dias, estaba paseando por el lago mientras yo la vigilaba como siempre y la escuche como me llamaba de forma directa, retandome a salir, a aparecerme ante ella. No tenia otra, me habia descubierto, de hecho hacia ya mucho tiempo que lo habia hecho pero no fue hasta que reunio el valor suficiente que se atrevio a llegar a ese extremo.
Aunque aun estaba en su primer curso, demostraba ser muy buena en todos los ambitos, aunque distara mucho de parecerse a mi, pero si realmente se decidia a querer atacar, no me dejaria muchas opciones aparte de herirla y jamas me perdonaria el hacerle el mas minimo daño, por lo que no me quedo mas solucion que ceder a lo que pedia y presentarme por primera vez en tantos años.

Me asegure que llevaba mi maquillaje puesto y me apareci detras de ella susurrando de forma que solo ella pudiera escucharme.

- Bien, aqui me tienes, no te hare nada, asi que no necesitas sacar la varita. Si me das un par de minutos te dire la verdad y respondere a todo aquello que desees saber...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.